0 3 mins 3 a√Īos

El proceso que recorre la creatividad, ya sea partiendo desde cero o siguiendo un camino a partir de algo existente, es a menudo incierto.

Las ideas generalmente no vienen solas y menos cuando cuentas los segundos del reloj. Este quiz√°s ha sido uno de los motivos por el que muchas empresas en el pasado reciente, no hab√≠an conseguido ser creativas o destacar en su sector. Su modelo de negocio se segu√≠a basando en el mantenimiento de lo que conoc√≠an y a menudo tem√≠an a la innovaci√≥n. Pero los tiempos cambian, y muchos negocios, tengan el tama√Īo que tengan, ya sab√≠an que ten√≠an que adaptarse si su objetivo era tanto mantenerse como incluso expandirse. Quienes han sobrevivido, han tenido que implementar otras maneras de vender y eso les ha conducido a conocer infinidad de estrategias de marketing digital.

woman looking at a graph on a digital tablet
Photo by Mikael Blomkvist on Pexels.com

El choque entre la creatividad y la mente analítica

La pr√°ctica orientada hacia los resultados tangibles a corto plazo, ralentiz√≥ la entrada y posterior integraci√≥n de estrategias creativas en el sector empresarial durante su √©poca inicial con la llegada de las primeras redes sociales hace m√°s de quince a√Īos ya.

redes sociales sign
Photo by Visual Tag Mx on Pexels.com

Tuvo que pasar alg√ļn tiempo m√°s para que nos di√©ramos cuenta de que si lo que quer√≠amos era originalidad tendr√≠amos que asumir situaciones en las que podr√≠amos ver a alguien sentado y mirando al infinito, simulando que sigue alg√ļn tipo de intuici√≥n o el hilo que le ha mostrado su mente hacia un camino desconocido.

Los caminos que la creatividad necesita recorrer no se corresponden con los que siguen los que se obsesionan con la facturaci√≥n o los n√ļmeros bancarios.

Es por esto que el trabajo creativo se asemeja más a una maratón que a una carrera de 100 metros. Se necesita constancia, fe y, sobretodo, resistencia.

Quizás por este motivo, la creatividad tiene tanto valor; además de que aparece con unos métodos inusuales y atípicos. No se ha encontrado su fórmula exacta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *